“A Máximo Kirchner no le gusta la política, no tiene carisma”

Por Agustina Blanco *

10644257_10205650639008975_7415283215563492357_o
Es la declaración que realizó el pasado martes 7 de abril en la Fundación Oulton, el escritor Agustín Laje Arrigoni junto al economista Franco Tealdi, quienes disertaron sobre las perspectivas políticas y económicas que tendrá que enfrentar el próximo gobierno.

Durante el evento, los jóvenes explicaron sistemáticamente lo que la “década ganada” dejó y lo que el próximo en ocupar el sillón de Rivadavia debería cambiar para mejorar la situación político económica del país.

Por su parte, Laje, politólogo y Director del Centro de Estudios Libre (LIBRE) indicó que es imposible analizar la Argentina que viene sin reparar en la que quedaría atrás, pues, es un país sometido por una “revolución neomarxista”. Sin embargo, el escritor explicó que por “revolución”, no se debería entender mucho más que “un cambio significativo” en la configuración estructural y supraestructural del orden social; es decir, profundos cambios económicos, pero también políticos, jurídicos, ideológicos y, en resumen, culturales.

Agustín Laje Arrigoni - Franco Tealdi.
Agustín Laje Arrigoni – Franco Tealdi. (Imagen Matías Luraschi)

Asimismo recalcó que los comicios venideros presentan más incertidumbres que certezas, pues, la única seguridad relativa que parece haber, es que el hombre que ocupará el sillón de Rivadavia a partir de diciembre de este año está entre Scioli, Macri y Massa. De igual manera, descartó la posibilidad de que Máximo Kirchner sea el paladín del kirchnerismo por el simple hecho de que al hijo de la Presidente no le gusta la política; no tiene carisma pero que, de un día para el otro, le entregaron armada una estructura política llamada “La Cámpora”. A pesar de ello, el único capital que tiene Máximo es su apellido y este no le será suficiente, enfatizó el Director de LIBRE.

A su vez, el economista y Administrador de Inversiones del Consejo Profesional de Ciencias Económicas (CPCE) manifestó que la “década ganada”, dejará una economía con imperantes desajustes que condicionarán, por lo menos, los primeros 2 años de política económica del que asuma la próxima presidencia.

A este respecto, cabe preguntarnos: ¿cuál es la herencia del modelo kirchnerista?,

Por un lado, tenemos un “Déficit Fiscal”, al que Tealdi calificó de “enorme”, entre 7 y 8 puntos del producto, es decir, entre 30 y 40 mil millones de dólares de dicho déficit, generando inflación y por consiguiente endeudamiento. La inflación genera pérdida de competitividad, a saber: aumentan los costos y se atrasa el tipo de cambio. Y todo este cóctel genera que el país no crezca, o en palabras exactas, produce un “estancamiento económico”.

Además resaltó que la economía argentina hace tres años que no crece y no genera puestos de empleo privado o genuino, sino que los elimina, mientras que el empleo público no para de crecer, teniendo ya más de 4 millones de puestos de trabajo en ese sentido, el triple que en 2003.

El gasto público es una de las principales problemáticas del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, y el analista, lo deja más que claro “Argentina goza de gastar más de la mitad del Producto Bruto Interno (PBI)”

Este es el gran combate económico que tendrá que enfrentar el próximo gobierno, pues, si a los números nos remitimos, tenemos una población económica ocupada de 16 millones de personas entre los que se incluye los casi 4 millones de empleados públicos, los 4 millones de empleados en “negro”, mientras que los asalariados en “blanco” o “autónomos” (quienes pagan impuestos) son solamente cerca de 8 millones de personas.

La manera de sustentar este panorama es a través de la emisión monetaria, que durante el gobierno kirchnerista, ha promediado un 30% interanual.

Para el joven economista, la baja cantidad de las Reservas del Banco Central de la República Argentina (BCRA) es alarmante, pues, “llegar sin reservas es como llegar en helicóptero a fin de año”.

Entonces, es válido preguntarnos, ¿cómo revertir la situación? Pues la respuesta para el experto en ciencias económicas es simple “un plan de estabilización serio, creíble y consensuado, que incluya necesario ajustar las tarifas, congelar el gasto público y arreglar con los Houldouts y con el Fondo Monetario Internacional (FMI).”



Próximamente estará disponible el vídeo de la disertación.

 * Periodista Profesional recibida en CUP. Actualmente cursa la Licenciatura en Comunicación Social. Forma parte del Centro de Estudios LIBRE. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s