Argentina perdió el juicio en las peores condiciones [Economía]

Por Agustina Blanco * 

10644257_10205650639008975_7415283215563492357_o

Ex Ministro de Economía argentino, Ricardo López Murphy en una entrevista con Agustina Blanco negó su candidatura a gobernador bonaerense y de esa manera unir al Frente Amplio Unen con el partido de Macri, alegando que, “lo que ocurrió es que comenzaron a hacer encuestas y eran positivas” asimismo subrayó la necesidad de que haya “un mecanismo de confluencia de las fuerzas alternativas al kirchnerismo para evitar que se reedite este régimen”. Sin embargo, el ex ministro de defensa declaró que “si las circunstancias requirieran mi participación, estaré dispuesto a hacerlo”.

Tras ser consultado por los duros momentos que enfrenta el país, como la alta inflación y el cepo cambiario, entre otras cuestiones, indicó que el más grave problema de Argentina es su “crisis institucional” puesto que genera falta de límites, por consiguiente; desborde de poder. “La crisis institucional es la más grave y la primera que hay que atender, una vez resuelta la cuestión institucional, el propio ejercicio de esas facultades nos va a permitir lidiar con los problemas como la inflación, la generación de empleo y la seguridad” además manifestó que “sin reponer el andamiaje institucional ninguno de esos temas tiene abordaje posible”.

La generación de los jóvenes conocidos como “Ni-Ni” (ni trabajan ni estudian) es un fenómeno que se gestó lentamente con el tiempo en varios países, según la Organización Internacional del Trabajo (ONIT),  los “Ni-Ni” son alrededor de 21 millones en Latinoamérica, empero,  en Argentina se nota aún más puesto que son alrededor de 900 mil que no hacen ni una cosa ni la otra. A este respecto, López Murphy declaró  que “uno de los supuestos centrales del régimen republicano y democrático es la ética de ganar el pan con el sudor de la frente”. De igual manera explicó la necesidad de la autonomía para no estar subordinados a la “limosna oficial” que perjudica considerablemente al país y los convierte en “ñoquis del poder”.

El colosal menosprecio al que son sometidos los ciudadanos que trabajan o estudian en Argentina se ha convertido en una constante gracias a los Planes Sociales que dadivosamente reparte el kirchnerismo y que son más de 18 millones sus beneficiarios sólo en lo que respecta al 2014,  no es más que una manera grosera de transgredir el esfuerzo propio y personal  que cada persona realiza a diario ya sea estudiando (para luego generar ingresos) o concurriendo a su trabajo. Asimismo  no hace más que ensanchar la brecha de enfurecimiento de unos para  con los otros. A este respecto se manifestó el economista mencionando que este tipo de cometidos le generan “un gran daño al régimen republicano”.

¿Cuáles serían, entonces, las medidas que debería tomar el próximo Ministro de Economía para mejorar la situación?

Para López Murphy es de transcendental importancia la eliminación del ‘cepo’ pues “genera un bloqueo a las inversiones muy grande”; lo segundo, pero no por eso menos importante, “transparentar” las estadísticas y acabar con la “ficción” de lo que ocurre con la inflación, las cuentas fiscales y los índices de criminalidad. Para el ex Ministro de Infraestructura y Vivienda, “hay una oscuridad estadística y es vital que sepamos la verdad para que la ciudadanía entienda la naturaleza de los problemas que tenemos”.

Agustina McWhite entrevista a Ricardo López Murphy.
Agustina Blanco entrevista a Ricardo López Murphy.

Aunque los ‘índices’ para el gobierno sean simplemente cifras que se pueden maquillar de acuerdo a la conveniencia y a la desesperación por seguir con la ‘ficción del país de las maravillas’ no es lo único por lo que deberíamos preocuparnos. La lucha contra los llamados “Fondos Buitres” dejó de ser una contienda económica y se convirtió, de ipso facto, en una batalla política. En dicho caso, no sería descabellado ni inescrupuloso suponer que podría tratarse de una ‘cortina de humo’ para esconder o disimular las abundantes denuncias y acusaciones que realizan los insubordinados del régimen ‘K’.  Por su parte, Murphy manifestó que una parte es ocultar la “mala gestión que hicieron de la deuda” y la otra para silenciar que no hubo un “debate racional”, es decir, por qué negociamos tan mal. Para ejemplificar al respecto indicó que Uruguay tenía una deuda mucho más grande que la de Argentina, sin embargo, no tienen ningún juicio, carecen de deuda y tampoco tienen ningún conflicto.

A pesar de que Argentina haya sido quien propuso las reglas: cómo, dónde y quién juzgaría el pago de la deuda “hubo una mala praxis de cómo se dirigió el juicio” advirtió el economista. A su vez sentenció, “no sólo Argentina perdió el juicio sino que lo ha perdido en las peores condiciones posibles”.


* Periodista Profesional recibida en CUP. Investigadora y responsable del Área de Prensa del Centro de Estudios LibRe.



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s